El día que conocí a Lenin

Hace bastante que no escribía en el blog y hay que corregir esto, las pocas ganas o falta de tiempo o no saber qué escribir o cuestiones externas complican a veces hacer una entrada en un blog, me sorprende ver la gente que todos los días incluso a veces 2 o 3 veces en un mismo día publican una entrada, yo no tengo es constancia, ojalá la tuviera, así que escribo cuando mi mente y espíritu están en armonía.

Mi pareja y yo hemos hecho un gran viaje, un viaje de ensueño, yo no soy muy dado a los típico viajes turístico, me gustan los extremos, la superación, así que no me conformo con un simple viaje a Amsterdam, por poner un ejemplo, eso a mi no me aporta nada, el problema, que viajar a donde me gusta normalmente es muy caro y bueno este viaje que he hecho pues se acerca un poco a lo que ami me gusta.

Mi pareja y yo hemos estado en Rusia y Finlandia, concretamente en Moscú, Helsinki y Rovaniemi, con una escala en Riga (Letonia).

Moscú

Moscú como ciudad no me ha gustado mucho, aparte de la Plaza Roja (Красная площадь) y algunas monumentos, el resto de la ciudad no me llama mucho la atención.

Lo que si me gusto fue visitar el el mausoleo de Lenin (Мавзолей В. И. Ленина) y ver a Lenin, verlo en vivo y en directo es como vivir una parte de la historia de la humanidad, en concreto la historia de la Revolución Rusa, es como cuando en Viena me acerque a la última residencia en la que vivió Hitler, no es que admire ni mucho menos a Hitler, pero el hecho de estar ahí me traslada a la época del personaje en cuestión y revives ese trocito de historia, es más simbolismo, es poder decir yo estuve allí, no lo viví pero estuve.

Otra cosa que me gusto de Moscú fue visitar el Museo de Cosmonáutica (Музей космонавтики) donde se recoge la historia de la era espacial de la URSS y Rusia, sin duda es una visita obligada.

Otras cosas que pudimos hacer en Moscú fue tomar un café en el Café Pushkin, donde el protocolo de los camareros se eleva al máximo, hasta intimidarte o caminar por la calle peatonal Arbat, llena de tiendas.

 

 

 

Helsinki

Helsinki es una ciudad bonita y moderna, se nota en la ciudad, lo avanzada que está la sociedad finlandesa, de Helsinki cabe destacar las vistas desde hotel Torni, donde se ve una gran parte de la ciudad desde la terraza de su café en la azotea del edificio. El puerto con su mercado o la isla de Suomenlinna, que tiene su encanto, una fortaleza de 1700 y pico, la plaza del Senado y alguna que otra avenida.

 

Rovamiemi

Para mi Rovaniemi fue lo mejor del viaje, un sitio emplazado prácticamente en el Círculo Polar Ártico, prácticamente el Polo Norte (sitio utópico al que me gustaría ir). En el Círculo Polar Ártico, el Sol en invierno solo se deja ver 2 horas al día, no lo vimos porque estábamos en el extremo, pero si hubiéramos viajado más al norte quizás lo hubiéramos podido vivir, aunque creo que la época, principios de noviembre aún hay bastantes horas de luz, por lo que he leído en invierno sin el Sol tantas horas se vive un silencio y calma sin igual, algo digno de experimentar.

En Rovaniemi, tuvimos la ocasión de conocer a Papá Noel y cruzar el paralelo 66º 33’ 07” y y cruzar el Círculo Polar Ártico, ¡tengo un certificado que lo demuestra!, también vimos las aurora Boreales aunque me decepciono un poco, sus colores solo se aprecian a través del objetivo de una cámara, y es que para poder vivir una auténtica Aurora Boreal hay que ir a lugares verdaderamente apartados de la actividad humana y la contaminación lumínica como es Groenlandia. Si no simplemente ves en cielo una especie de manchas aclaradas y ya está, la magia la hace la cámara al captar con mayor nitidez su luz con obturación prolongada.

La ciudad es pequeña, llegas al centro andando sin problemas, es bonita y acogedora y ver la ciudad y sus alrededores nevada, es como un cuento de navidad.

Se me olvidaba comentar que Rovaniemi se encuentra en la Laponia Finlandesa.

 

     

 

De Riga no hay mucho que comentar, ya que solo estuvimos una hora y con prisas en el Aeropuerto para hacer la conexión de Moscú a Helsinki, lo interesante aquí es que por primera vez nos embarcamos en un avión de hélices, que no una avioneta y fue una experiencia curiosa.

 

Y esto han sido mis vacaciones.

 

Hasta pronto y kiitos

 

El contenido de esta entrada está bajo licencia Creative Commons

Isaac Palacio

Técnico Superior de Administración de Sistemas. Trabajando en soporte con aspiraciones a dedicarme al diseño y desarrollo web.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Doble clic sobre aquí para cerrar.